Protesta Super ChinosUna caravana de más de 40 autos se movilizó desde Banfield hasta Llavallol para visibilizar la problemática que aqueja a los comerciantes de Lomas de Zamora debido a la “apertura indiscriminada” de supermercados chinos en los barrios del distrito que provocó que bajaran las ventas en las despensas y que “ya cerraran dos”. También exigieron que se derogue la ordenanza vigente que establece como mínimo 200 metros de distancia entre comercios de igual y distintas características y que se vuelva a la anterior ordenanza que establecía 800.

 

Más de 60 almaceneros marcharon por las calles lomenses este jueves y volvieron a exigir que “se derogue la ordenanza vigente, la 10.787 y que haya un compromiso de los funcionarios municipales de resolver el problema que aqueja a los comerciantes” del distrito.

En diálogo con DiarioConurbano.com, uno de los referentes y comerciantes local, Maximiliano Koning, contó que después que presentaron el proyecto para que se regule la apertura de los supermercados chinos y se vuelva a la ordenanza 12685 que fijaba una distancia límite de 800 metros entre locales similares o de distinto rubro y que se discutió en comisión, “los comerciantes se fueron desilusionados porque los concejales se pusieron de la vereda de enfrente y no dieron una solución”.

Cuestionó que los ediles “solo preguntaron cuáles eran los lugares” que los almaceneros habían denunciado porque presentaban irregularidades “como una manera de enfriar la situación” y repudió que “no hay una decisión política” de regular la apertura de los supermercados chinos en los barrios.

“El miércoles nos cruzamos a Marcelo Pellegrini (concejal radical) y nos dijo que por ahora no se iba a hacer nada. Presentamos más de 20 supermercados que estaban con irregularidades y nos dijo Pellegrini iba a tardar más de 15 días para que se trate en la Comisión y que no esperemos que lo cierren o que se haga algo”, relató el comerciante y denunció que debido a la apertura “del supermercado chino de San Patricio en Llavallol, ya cerraron dos despensas”.

Apuntó, asimismo, a “darle visibilidad” de la problemática que atraviesan los almaceneros lomenses y adelantó que irán “al Ministerio de Comercio provincial para plantear el problema a ver que pasas y cómo podemos denunciar las irregularidades de los supermercados chinos” al advertir: “El tema acá son las coimas que se pagan para que se habilite esos comercios que por lo que nos contaron para abrir un chino pagan más de 200 mil pesos”.

Estamos cansados de todo esto, de no vender y de no contar con el apoyo de los los conejales ni de la oposición ni del oficialismo. No sabemos cómo encararlo el tema porque nadie nos da una respuesta”, lamentó el comerciante. 

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano