Espacio publicitario

   

Juegos Bonaerenses 2017Luego de la denuncia realizada por la participante Karina Obertini, artista con esquizofrenia que participó del evento, sobre irregularidades y manejo poco claro en la competición, el coordinador perteneciente a la Secretaría de Cultura del Municipio de Lomas de Zamora brindó su versión de los hechos a DiarioConurbano.com y explicó que el único conflicto registrado entre los 36 participantes que presentó fue el que la involucra a ella.

Karina Obertini se inscribió en las categorías Pintura PCD, Narración PCD y Canto PCD de los Juegos Bonaerenses y participó de las mismas en la instancia municipal y solo en una clasificó a la siguiente, la regional que se disputó a mediados de agosto. Ella había denunciado días atrás accionares poco claros que según indicó la privaron de seguir participando. Participante lomense denunció irregularidades en los Juegos Bonaerenses

Daniel Bastias comentó que la artista fue eliminada en el rubro Canto durante la etapa municipal, mientras que en Pintura presentó un objeto 3D con el cual “quedó afuera porque para discapacitados no existe esa categoría pese a que el trabajo era muy bueno”, pero ganó en Narrativa porque era la única competidora y de esa forma accedió a la fase regional.

Según el reglamento, en esa etapa solo podía competir en una disciplina y en el caso de que quien compita acceda a esa instancia desde varias diferentes debe optar por una.

Ya en la segunda fase, Bastias relató que Obertini “presentó en su narrativa una performance con su pintura 3D y todo lo relacionado con ella”, pero el jurado presente en la Casa de la Cultura de Almirante Brown le otorgó el segundo lugar y por ende la consagró como primera suplente a pesar de un problema por que debió interceder el representante municipal, uno que la artista había sindicado como un hecho de boicot contra su presentación.

El coordinador aseguró que le entregó a la participante “en mano las planillas para que se inscriba” al igual que a los otros 35 participantes lomenses, pero ocurrió un imprevisto por el que ella no pudo presentarla “y pocos minutos después vuelve diciendo q le faltaba la médica”, contó. “No sé si la perdió ella o se traspapelo en la inscripción”, dudó sobre el destino del formulario.

Ante la situación, Bastias aseguró que intercedió ante el jurado para que se le permita a Obertini competir pese al faltante, ya que él tenía en su casa copias adicionales del formulario médico que la participante le entregó para su ingreso en las tres categorías y que él se comprometió a buscar y llevar en el acto. El cuerpo le respondió que “si el resto de los coordinadores estaban de acuerdo, no había problemas” de que participara con una inscripción incompleta.

“Hablé con el resto de los coordinadores y me dijeron que no había ningún problema, fuimos al jurado, le explicamos y la dejan competir en las mismas condiciones que el resto en lugar de excluirla”, explicó sobre el momento donde Obertini dijo haber escuchado una conversación que atentaba con su trabajo.

“Eso es mentira, porque hablé con el jurado en un lugar cerrado y ella estaba afuera de ese lugar cerrado con blindex”, se defendió sobre la acusación vertida.

Karina compitió y obtuvo el segundo lugar en narrativa por su performance, un veredicto que ella también criticó fuertemente pero sobre el que Bastias se mantuvo ajeno. “No puedo cuestionar una decisión del jurado. Mi rol es coordinar y no me atrevería a plantear al jurado la decisión tomada”, señaló y al mismo tiempo reveló que lo único para lo que está habilitado es a “chequear que todos tengan los abales para ser jurado”, algo que hizo y aprobó sin inconvenientes porque estaban todos correctos.

Tras el fallo del jurado, según el coordinador no existió quejas de la participante y aunque ella se tomó el segundo lugar como una derrota, recordó que “se despidió con un beso” pero en ningún momento hubo una queja hacia el jurado. “No me consta que haya hecho un reclamo”, dijo al respecto de los momentos posteriores a la competencia.

Asimismo, dos días después comenzó a enviarle mensajes a través de las redes sociales por lo que él decidió cortar todo lazo de comunicación por esa vía.

“Me dijo que soy un mentiroso, que perdió por mi culpa, que le estaba agarrando una parálisis por ese motivo y decido bloquearla porque no tengo relación con ella”, sostuvo sobre el vínculo a través de las redes que comenzó por la participación de la competidora en los Bonaerenses y en la que solo se intercambiaron mensajes relacionados con el evento, como por ejemplo la posibilidad de que ella pudiese llevar un sponsor en su ropa.

Obertini fue la única de los 36 participantes que Bastias confesó poseer algún conflicto luego del evento e incluso remarcó que “cinco pasaron a la etapa final a Mar del Plata y salimos entre segundos y terceros 15 competidores más”.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano