fernandezNA más de un mes de la muerte de Noelia Fernández, una joven mujer policía de Lanús que murió en la Maternidad de Lomas de Zamora seis horas después de dar a luz, sus familiares y amigos se movilizaron hasta la puerta de la institución para pedir nuevamente respuestas por lo sucedido. La hermana de Noelia, en comunicación con DiarioConurbano.com, manifestó que si bien la autopsia ya fue realizada, la familia no pudo acceder a los resultados y esperan todavía una explicación de la clínica, de la cual denunciaron que reciben amenazas.

“Yo fui a la Comisaría 1° de Lomas, expliqué todo lo que pasó, pero la clínica sigue funcionando, y no es el único caso que pasó”, advirtió, y agregó que “hay muchas víctimas que me escribieron y que se suman a las marchas. Le pasó a mi hermana y le puede pasar a cualquiera”.

Mayra, hermana de Noelia, manifestó que desde la Maternidad -a criterio de la familia- “abandonaron” a la víctima luego del parto, y fue eso lo que desencadenó la muerte. “Me denuncian desde la clínica, me amenazan”, afirmó la joven, que hoy está a cargo de los tres hijos de su hermana. Por otro lado, lamentó que en el lugar “no hay ambulancia, banco de sangre, no hay terapia intensiva” e incluso no hay morgue.

Según relató a DiarioConurbano.com Mayra, el hecho pasó el 4 de enero de 2018. “Mi hermana fue a tener una cesárea programada. Ella me dejo los otros dos nenes a mí y se fue a la Maternidad con el marido, se fue manejando incluso” comenzó, y aseguró que ya en la clínica su hermana “se hizo todos los estudios, era una persona sana, no se informó de ninguna alergia”.

La beba nació pasado el mediodía, y es ahí cuando “ella se empezó a descomponer”. “El marido me mandaba audios que mi hermana se sentía mal, y yo no podía irme porque no tenía con quien dejar a los nenes”. Según pudo reconstruir a partir de lo contado por el marido de Noelia, a pesar de avisar que se sentía mal “no venía nadie, sólo una enfermera que le tomaba la presión” y le decían que era “porque estaba respirando mal”. “Mi hermana se sentía mal desde que salió del quirófano” aseveró.

Según la hermana de Noelia, los médicos “esperaron hasta las 18, que mi hermana se empieza a descomponer y largar espuma por la boca, ya tenía 10,4 de presión, estaba toda fría, decía que le dolía todo” para atenderla. Allí la pasaron al quirófano. Una hora después, “el médico, que no es la que la atendió, sale y dice ‘se murió’. Sin corazón, sin nada” lamentó Mayra, y agregó que nunca le dieron una explicación sobre lo que pasó, “sólo me dijeron que se murió”.

“Después de eso, mi hermana queda en una habitación, con un aire acondicionado super chiquito porque no tiene morgue la clínica. Estaba el cuerpo tirado como un perro” denunció Fernández, quien se quedó ocho horas con el cuerpo de su hermana en aquella habitación, y quien hoy se hace cargo de los bebés de Noelia. “Pasó más de un mes, y jamás nos dieron una explicación. Mis sobrinos esperan a la mamá todavía. Yo quiero resolver lo que le pasó, que me lo digan” finalizó. 

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano