Mujeres Evita FotoLa observación surge luego de la muerte de Anahí Benítez y el hallazgo de su cuerpo semienterrado en la reserva natural Santa Catalina de Lomas de Zamora. En diálogo con Diario Conurbano.com, Vanesa Sosa, dirigente del Frente de Mujeres Evita de Lanús, y la dirigente de ese espacio Mabel Gagino, repudiaron el accionar de la justicia, el tratamiento del caso y la victimización de los sospechosos, al tiempo que diagnosticaron la necesidad de actuar a modo de prevención desde los barrios y la política más allá de la herramienta de visibilización en la que se convirtieron las marchas y consignaron la poca ayuda desde el gobierno oficialista.

Días después del fatídico desenlace, la huella de la muerte de Anahí Benitez se tradujo en una continua discusión sobre la forma en que se tomó el caso momentos previos y posteriores, donde hubo muchas más críticas que certezas y por lo cual volvieron a criticarse varios aspectos sociales y políticos.

Eso quedó reflejado en las sensaciones que arrojó Sosa en diálogo con este portal, quien enfatizó que la muerte de la adolescente Lomense de 16 años “es otra clara demostración de ausencia del Estado y de víctima culpable”, a la vez que repudió el manejo mediático que tuvieron desde la justicia.

“Nos indignó la famosa obsesión que la fiscal dijo que ella supuestamente tenía con el profesor, lo que cambió el eje de discusión del asesino a la víctima”, reveló la dirigente del Frente de Mujeres sobre la letrada, aunque observó que esa conducta se engloba en algo mayor.

“Ya no es solo la sociedad, que por cultura, machismo o patriarcado, que sale a acusar en lugar de ocuparse de lo real como buscar al asesino y saber la verdad teniendo pistas”, lamentó Sosa sobre la labor de la fiscalía y aseguró que tras eso gracias a “prejuicios patriarcales de que la víctima tiene algo que ver, se saca al culpable de la discusión”.

Por su parte Mabel Gagino, dirigente históricamente ligada a la lucha y defensa de las mujeres que también es parte del Movimiento Evita, analizó que “éste caso en particular (el de Anahí) fue como la gota que colmó el vaso”, al tiempo que consideró: “Tendría que ser un llamado de atención, algo que nos está interpelando, porque estamos sufriendo todos los días las mismas escenas”

Para ella, con respecto al tratamiento mediático del caso “la exposición de lo que pasa es tan grande que se termina naturalizando”, pero también denostó la familiaridad con la que lentamente se toman episodios de similares características.

“No quiero que se haga costumbre que las pibas desaparezcan, las maten, haya un blef (de información), hagamos las marchas de ‘Ni una menos’ y no cambia nada. No quiero naturalizar las marchas”, sostuvo la dirigente en esa sintonía.

Sobre las movilizaciones, Sosa remarcó que “la herramienta de ‘Ni una menos’ fue buena, espontánea y las mujeres se empezaron a organizar, pero por más que se vaya a las marchas hay un problema que es el machismo, el asesino, el violador, y la marcha no va a cambiarlos”, por eso llamó a organizarse “en otros métodos desde la prevención”.

A su vez, Gagino señaló que “no debería quedar todo en la cuestión testimonial de las marchas y en ‘Nos queremos vivas’, tendría que ser algo que las mujeres deben ir pensando, cambiar desde la política que es la herramienta para cambiar cualquier realidad”, en una coincidencia en la necesidad de trabajar en la previa y no solo en el día después.

En esa sintonía, la dirigente valoró la labor de aquellas que participan en política. “Las mujeres que podemos tener acceso a un lugar de poder, tenemos que empezar a saber que la concepción política de la mujer tiene que cambiar porque se llegó a los puestos reproduciendo las mismas condiciones contra las que decimos que peleamos, atadas a referentes varones”.

Asimismo, reconoció que “hay un montón de leyes que se hicieron con sacrificio pero no tienen recursos para articular dispositivos de ayuda”, por lo cual incitó a continuar con los pedidos para que los mismos aparezcan y finalmente sean herramientas productivas.

“Hay que reclamar donde se deba y no bajar los brazos hasta que aparezcan los recursos y las herramientas porque no alcanza con la ley, ésta tiene que estar acompañada de presupuesto y posibilidad de articular con otras cuestiones”, afirmó.

Mientras tanto, Vanesa Sosa destacó como algo imprescindible “llegar antes del femicidio, decirles a las pibas que se empiecen a cuidar de otra forma, aunque no sea lo lógico porque la culpa la tiene el varón”, y enfatizó la necesidad de prevención porque “se vive en una sociedad donde hay delincuentes, violadores y asesinos que caminan alrededor”.

“No podemos manejarnos como si viviésemos entre corderos si vivimos entre lobos”, consideró la dirigente del Frente de Mujeres Evita de Lanús sobre el rumbo de la acción para evitar más muertes.

Con respecto al tratamiento previo, Sosa recordó que desde el Movimiento Evita junto a otras organizaciones dispusieron en barrios promotoras de prevención contra la violencia. “Son esenciales en los barrios y en cada uno tiene que haber para prevenir y llegar antes del femicidio, porque la vecina, la compañera o la piba sepa dónde te va a ubicar sin importar el horario y te conoce”, puntualizó acerca de la herramienta que ya utilizan.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano