secuestro virtual 1300x880En el Conurbano se reciben alrededor de 3 mil llamadas de secuestros virtuales por fin de semana y en el 10 por ciento de los casos, las víctimas llegan a pagar el rescate por la desesperación del momento. Así lo aseguró el experto en el tema Luis Vicat, quien puntualizó en algunos puntos del Gran Buenos Aires que son los más afectados, entre ellos, Lomas de Zamora.

El número tiene su raíz en el promedio entre los datos de hechos denunciados y aquellos que no lo fueron, que alcanzan en 70 por ciento. En este sentido, el licenciado en Seguridad Pública aseguró a Diario Popular que las zonas más pobladas son las que mayor frecuencia de este tipo de llamados registran, como Quilmes, La Matanza o Lomas.

En tanto, el especialista detalló que el grueso de los intentos se produce entre la noche y la madrugada de viernes y sábados, mientras que en algunas ocasiones los grupos actúan con inteligencia previa mínima y en otros se mueven "al voleo".

"Esta modalidad comenzó a fines de los 70 en las cárceles de Estados Unidos y después vino para las de acá. Con el tiempo y las medidas de seguridad, migró y hoy el 90% de las llamadas se hace desde afuera de los penales", explicó.

Y agregó: "Hay que aclarar que no se trata de secuestros, sino que es una tentativa de estafa o defraudación, porque se origina en el engaño". En tanto, resaltó que en promedio son unas 50 o 60 personas por día las que son victimas y, engañadas, pagan el rescate del supuesto ser querido al que se está secuestrando.

Asimismo, Victat advirtió que, durante 2017, hubo en el Conurbano unos 15 mil damnificados. “La mayoría no lo denuncia por vergüenza de haber caído o por temor a represalias. Te dicen ‘sabemos dónde vivís, te tenemos ubicado y si hacés la denuncia nos vamos a enterar’. Es mentira, pero la gente no lo sabe", sostuvo

En referencia a la modalidad de la estafa, señaló que "hay secuestros con inteligencia previa mínima y otros que no la tienen, son tomados al voleo y llaman probando a toda la manzana". Sin embargo, indicó que hay algo en común: "Eligen ciertos días, como los viernes y los sábados en horas nocturnas o de madrugada".

   "En esas horas seguramente hay gente de la casa que ha salido o no se encuentra. Es más fáctible que un adolescente no esté esos días que un martes. Y se realizan alrededor de las 2:00 porque a esa hora la gente está durmiendo o cansada. Es más permeable a este 'acting' que hacen los operadores del secuestro virtual", remarcó

Fuente: NA

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano