dd9341e5 5c28 4d1b 9057 a9be32ca0863Tras identificar a los sospechosos del crimen de Federico Aristimuño, el joven asesinado a la salida de una fiesta de año nuevo en Glew, la Policía detuvo hoy al principal de ellos en una terminal de micros de Tucumán, donde la investigación de los efectivos bonaerenses había establecido que intentaba huir.

El acusado es un joven de 21 años identificado como Gabriel Orellana que fue interceptado en la ciudad del noroeste argentino con la colaboración de la policía tucumana que realizó operativos de forma encubierta en distintas terminales de ómnibus para dar con el prófugo.

Además, la policía efectúo allanamientos en los 3 domicilios donde se registró que residía el imputado con el fin de encontrar el arma homicida, sin hallazgos.

El 1 de enero de 2018, el joven luchador de kick boxing estaba retirándose de una fiesta cuando, según contaron testigos, el criminal lo encaró en la vía publica sobre la calle Parravacini al 800 y le dijo: “vos tanto te la bancas”. Luego de agredirlo verbalmente, Orellana efectuó varios disparos en su cabeza y huyó en su auto con otros jóvenes que lo acompañaron. Aristimuño cayó al suelo y falleció a los pocos minutos.

En tanto, según precisó Claudio Aristimuño, el padre de la víctima, su hijo mantenía una relación amorosa con una chica menor a 20 años que tendría un hijo. Con estos datos, la UFI nª3 de Lomas de Zamora está investigando si el crimen guarda relación con algún familiar en torno a este vínculo.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano