Espacio publicitario

   

ScatoliniMiguel “Micky” Scatolini tenía apenas 14 años cuando tres años atrás fue asesinado por agentes del Comando de Prevención Comunitaria de Lanús, en un hecho ocurrido en Villa Industriales, en Lanús Oeste, y pese a que ambos policías fueron identificados y se lograron recolectar las pruebas suficientes para derribar la versión de los uniformados, la causa esta “planchada” y no hay avances.

 

Gustavo Arnaiz, abogado de la familia Scatolini, indicó a Dirioconurbano.com que la causa, a tres años del asesinato, “esta planchada”, y que no avance está únicamente relacionado con pedidos “administrativos” por parte de la policía con Asuntos Internos. La causa reside en UFI 14 de Lomas de Zamora, en manos de la fiscal María Lorena González. “Con la UFI 14 estamos bailando un minué de evasivas” manifestó el abogado.

Según relató Gustavo Arnaiz, “la fiscal refiere que va a tomar medidas cuando tenga los informes de Asuntos Internos”, pero para el letrado “no hay nada que tenga que decir Asuntos Internos” que pueda ayudar a la causa. “La causa penal no depende de lo administrativo” manifestó. “Hay elementos para que se active (la causa) pero no hay organización” lamentó el letrado en comunicación con el portal, y sinceró: “si los asesinos fueran otras personas, ya estaríamos en juicio oral con menos elementos de los que hay acá”.

En cuanto a las pruebas que se fueron presentado a lo largo de la causa, Arnaiz indicó que la misma “es un homicidio y quedó comprobada la manipulación de la policía”. Tiempo atrás, la familia de Scatolini denunció el “sembrado de falsas pruebas” a la comisaría que llevó adelante la causa en un principio, para que a los responsables del asesinato se los exima de culpa. La primera versión que corrió en cuanto al hecho, hacía referencia a que Miguel y su amigo venían de cometer un robo, y que en ese contexto los policías dispararon. Lo cierto es que, tiempo más tarde, se percató que las armas sembradas por la policía para hacer cuenta que las víctimas estaban armadas carecían de la aguja percutora, por lo que dicha versión comenzó a caer.

Miguel Scatolini tenía 14 años y murió el 9 de noviembre del 2014 al recibir tres balazos cuando se movilizaba en moto con un amigo por la calle Chubut al 2700, en Villa Inudustriales, en Lanús Oeste, y fue denunciado como un caso de gatillo fácil.

Los policías que mataron al adolescente son miembros del Comando de Prevención Comunitaria de Lanús, y se trata de Melisa Belén Trefiletti y Maximiliano Boris Quiroz. Según las pericias que se realizaron en aquel momento, el disparo mortal provino del arma de Trefiletti y utilizaba munición prohibida que solo se autoriza para la caza mayor.

Consultado por la situación de los policías, Arnaiz declaró que Trefiletti “está trabajando en Almirante Brown”. 

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano