Antequera DetenidoEl fiscal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera pidió la prisión preventiva para quien fuera uno de los hombres fuertes de las feria de La Salada, Enrique “Quique” Antequera, a quien acusó de encabezar una asociación ilícita que operaba en esa zona de Ingeniero Budge para extorsionar a feriantes y cobrar para permitir robos a los compradores que llegan ese centro comercial.

 

El pedido incluyó a otros quince detenidos, entre los que se destacan barras de Boca Juniors y ex policías, entre ellos Diego Barreda, que llegó a estar imputado por el atentado a la sede de la AMIA.

Además de asociación ilícita, Scalera les imputa secuestro coactivo y coacciones agravadas por el uso de armas. En el trascurso de esta semana, el juez de Garantías 8 de Lomas, Gabriel Vitale, deberá convalidar o rechazar el pedido realizado por el fiscal.

Fuentes judiciales indicaron a Diarioconurbano.com que en la causa – que no está relacionada con la que mantiene detenido al otro hombre fuerte de La Salada, Jorge Castillo – está acreditado que en la feria Urkupiña – administrada por Antequera - y en sus alrededores funcionaba un grupo de personas, algunos de ellos empleados de una empresa de seguridad privada Vae Soli - que obedecía a Antequera, Marcelo Aravena y  Roberto Ríos - que “privaron de la libertad a varias personas de distintos sexos y edades, algunas de ellas acompañadas de menores de edad, a quienes señalaban como “mecheras" o pungas; reteniéndolas en las instalaciones que se encuentran dentro del referido predio ferial Urkupiña, en contra de sus voluntades, colocándoles precintos en su brazos y donde  eran obligadas a soportar golpes de cualquier tipo, víctimas que eran retenidas por un periodo de tiempo, para luego ser liberadas”.

Los investigadores subrayaron un dato llamativo: la empresa no sólo se encargaba de mantener el orden contra los robos a través de fuerza de choque, sino también autorizaban a personas, previos pagos, a realizar los robos en Urkupiña.

La causa estaba con muy poco movimiento desde 2014. Y luego de la detención de Castillo en otra causa, se reactivó. En el expediente está acreditado que Antequera, a través de otros sujetos nucleados en esta empresa ilegal de seguridad, se hicieron del control violento de calles aledañas a las ferias internadas de La Salada, cobrándoles a los puesteros para instalar sus armazones para la venta.

“Todas esas actividades, las realizaban mediante intimidación de armas de fuego.  Aparte se pudo acreditar de la investigación que en la feria en cuestión, funcionaba una fuerzas para-policiales, que castigaban con golpes y con armas, a quienes ellos mismos sindicaban, como  feriantes que no pagaban. Asimismo, de la investigación, se determinó las diversas actividades ilícitas y  roles que desempeñaban los diferentes sindicados”, indicaron las fuentes judiciales consultadas por este portal.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano