Soriano EricaTras los alegatos por el juicio del femicidio de Erica Soriano ocurrido en 2010, Verónica, su hermana, afirmó: “Lagostena sabe qué le pasó a mi hermana". Daniel Lagostena, quien era la pareja de Erica, es el único imputado en la causa con la carátula por “homicidio simple en concurso ideal con aborto en el contexto de violencia familiar”.

La fiscal a cargo de la investigación, Marina Rocovich, en los alegatos pidió 25 años de prisión para el imputado luego de indicar que Lagostena mató a Erica y desapareció su cuerpo en el crematorio de Lanús. Sin embargo, desde la defensa pidieron la absolución y la libertad. En este sentido Verónica manifestó su descontento: “Fueron un fiasco los alegatos porque la defensa dijo cualquier disparate”.

“Igualmente la fiscal hizo un buen trabajo teniendo en cuenta que no hubo un cuerpo, con pruebas”, aseguró Verónica. La fiscal durante los alegatos certificó que Erica había sido privada de su vida siendo víctima de la conducta homicida de Lagostena. También resaltó ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 el control que ejercía el acusado sobre la víctima en los nueve meses de relación que mantuvieron y la despreocupación de él para encontrar a su pareja estando embarazada.

“Se certificó el cambio de actitud que tuvo él. La llamaba todo el tiempo y cuando desapareció la dejo de llamar. Esa actitud muestra que sabe qué le paso y sabe que no la va a encontrar”, sostuvo la hermana de la víctima. Érica Soriano estaba embarazada de tres meses cuando desapareció en agosto de 2010. Desde ese momento, su pareja - por distintas pruebas, contradicciones y situación de violencia de género - quedó en la mira de los investigadores. 

A través de una pericia psicológica se remarcó que la personalidad de Lagostena es “psicopática” y que busca víctimas como si fueran “presas”. Es por eso que la fiscal señaló que Erica era una víctima fácil. “Mi padre se estaba muriendo cuando empezaron a salir. Él muere en marzo y en abril se va a vivir con Daniel. Por eso la fiscal dice que era una víctima fácil”, agregó Verónica.

Si bien la defensa pidió la absolución, según la hermana de Erica “no pudo sostener ni defender nada”. Además, opinó que en el juicio hubo cinco falsos testimonio que se contradicen entre sí. “Viviana Chiesa (ex pareja del imputado) me había mostrado una carpeta con las denuncias que le había hecho a él por violencia y en el juicio dijo que nunca le había pegado”, afirmó Veronica.

Lagostena estuvo siete meses en prisión preventiva y luego fue liberado. La familia de Erica no supo más de ella desde el 20 de agosto de 2010 y comenzó su búsqueda el 21 de agosto cuando esperaban que arribe a la casa de su madre, ubicada en Villa Adelina y nunca lo hizo.

“A toda la familia nos removió muchas cosas. Volvimos a vivir y recordar cosas que intentamos olvidar”, manifestó Verónica, que tras ocho años desde el femicidio de Erica se conocerá la sentencia.

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano