monica acostaEn la audiencia de alegatos del juicio oral por el femicidio de Mónica Acosta, el fiscal pidió prisión perpetua para Diego Perrone, ex pareja de la víctima, por tratarse de un homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género. La semana próxima se conocerá la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Lomas de Zamora.

Si bien los abogados de la defensa argumentaron que al momento del asesinato, Perrone no estaba consciente por estar bajo los efectos de la droga y debido a su adicción al alcohol, el fiscal Oscar Carrea sostuvo que, en función de una pericia científica, al momento del crimen el acusado era plenamente capaz y consciente de su accionar.

“Teniendo en cuenta la ampliación de la pericia que confirma la lucidez del acusado y que rectifica que no estaba bajo los efectos de ningún estupefaciente cuando asesinó a mi mamá, se pidió la reclusión perpetua”, aseguró Sofía, la hija mayor de Mónica.

Perrone en su testimonio afirmó que no se acordaba nada de lo que había hecho en la noche del 23 enero de 2017, en una vivienda de Monte Grande, cuando le clavó 43 puñaladas a Acosta. Sin embargo, los testimonios que se escucharon en el juicio fueron claves para certificar la presencia del acusado en la zona.

En los allanamientos realizados, la sangre encontrada en la ropa de la casa del acusado coincidió 100% con la de la víctima.

Los abogados defensores pidieron una atenuación de la pena tras sostener la inconsciencia de Perrone. En este sentido, el testigo que refutó esta teoría fue el remisero que lo trasladó a las 12 de la noche y lo esperó hasta las 2 de la madrugada, horario que coincide con la muerte de Acosta certificada por los peritos.

En el marco de las repercusiones por la marcha de “Ni Una Menos”, la familia de la víctima estima que lograrán la prisión perpetua por haber demostrado la autoría de Perrone del femicidio y su plena voluntad por haberlo premeditado. 

El asesinato de Mónica ocurrió en su domicilio en la calle Moreno al 800 en la localidad de Monte Grande. Perrone ejercía violencia psicológica y física sobre la víctima. El 23 de enero de 2017 llegó Perrone cerca de las 12 de la noche para terminar con la vida de Mónica clavandole 43 puñaladas. El femicida tenía una restricción perimetral por acosarla luego de su separación y Mónica además de sufrir insomnio, dormía con un martillo por temor a Perrone. Fueron las hijas de la víctima, ambas menores de edad, quienes encontraron a su madre desangrada en la mañana del día siguiente.

 

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano