AANahuel AyalaEl juicio por la muerte de Nahuel Ayala se acerca a su final. Este luneslas partes realizaron los alegatos de clausura, donde tanto el fiscal como el abogado de la familia de Nahuel pidieron que el único acusado sea condenado a 5 años de prisión por haberlo encontrado como autor responsable del delito de homicidio culposo agravado. Ayala murió en Fiorito cuando salió de su domicilio con una amiga y fue atropellado por un Ford K. El imputado por el hecho es Braian Gargano, mientras que la segunda persona que se encontraba en el auto aquel día, aún no pudo ser identificada.

Sebastián Silvestre, abogado de la familia de Nahuel, dialogó con Diarioconurbano.com luego de la audiencia de alegatos, y manifestó que tanto él desde la querella, como el fiscal de juicio Javier Martínez, pidieron que Gargano sea condenado a 5 años de prisión, por el delito de homicidio culposo. La diferencia entre ambos fue que el fiscal de juicio solicitó 8 años de inhabilitación, mientras que la querella pidió que sean 10. Por otro lado, la defensa – representada por Alberto Penetta – pidió la absolución.

El fiscal Martínez, además, propuso a la jueza correccional que unifique la pena que pidió con otra que ya cumple el imputado, y se lo condene, en total, a 10 años de prisión.

“Los testigos fueron congruentes y veraces”, manifestó Silvestre, por lo que “está prácticamente demostrado que Gargano conducía el vehículo”. “Yo tuve palabras muy duras, porque él atropelló y se dio cuenta que dio un golpe de muerte, fue cobarde e inhumano” agregó el letrado, quien espera un veredicto condenatorio para el próximo viernes. Además, destacó que Gargano conducía sin registro habilitante “como algo habitual” y que “no se preocupó mínimamente” por la vida de Nahuel.

Por otro lado, Silvestre solicitó que “se extraiga testimonios de la titular del vehículo, para que se le investigue el delito de falso testimonio y falsa denuncia”. Para el abogado de la familia Ayala, la titular – quien era madre de la hija de Gargano – realizó una denuncia falsa acerca del robo del auto. “Es inverosímil que el padre de tu hija te robe el auto y que después lo encontró en la calle de casualidad” remarcó Silvestre, para quien la participación en el hecho de la mujer es “importante”, porque “ella podría haber favorecido la investigación”.

En cuanto a las expectativas del próximo viernes, Silvestre indicó que confía “en el criterio de la jueza” del Juzgado Correccional 7 de Lomas de Zamora, destacó “la labor del Ministerio Público, tanto en la instrucción como en el juicio”.

El 15 de enero de 2015, alrededor de las 21,30, Nahuel Ayala salió de su casa para comprar. Cuando estaba cruzando la esquina de Ejército de Los Andes y Filardi, en Fiorito, fue atropellado por un Ford K color rojo, que supuestamente había sido robado. Los ocupantes abandonaron el Ford K cerca de donde atropellaron a Nahuel y escaparon. Una de las personas habría sido identificada como Braian Gargano, quien llega imputado al juicio. La otra persona, al día de hoy, continúa sin ser identificada.

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano