Femicidio Heredia FioritoUn hombre de 44 años será juzgado en los Tribunales de Lomas de Zamora, acusado de asesinar a martillazos en la cabeza a su pareja, luego de que ella decidiera terminar con la relación porque la “engañaba” y la insultaba. El homicidio tuvo lugar en Fiorito, en febrero de 2017. La fiscal Fabiola Juanatey, titular de la UFI 2 de Lomas de Zamora, pidió la elevación a juicio de la causa y se espera que en los próximos días la Justicia de Garantías convalide el pedido. De ser así, indicaron fuentes judiciales a DiarioConurbano.com, el debate podría realizarse en la segunda parte de este año.

De acuerdo a la prueba reunida hasta el momento, todo indica que el detenido – Saúl Heredia, de 44 años – había sido cuestionado por su mujer, ante sus familiares, por engañarla e insultarla. Esto había llevado a la víctima, Ramona Luque Blanco, de 42 años, a decidir terminar con la relación de pareja.

Según se determinó, la madrugada del 12 de febrero de 2017, el crimen tuvo lugar en una casa situada en la calle General Hornos al 1700, casi esquina Canadá, en la localidad de Fiorito, de Lomas de Zamora, donde Ramona residía junto a tres de sus hijos, dos de sus nietos y Heredia.

En la mañana de ese 12 de febrero, alrededor de las 8.45, una de las hijas que vivía con Ramona llamó al 911 luego de encontrar a su madre muerta sobre la cama de su habitación, contigua a un baño que separa ese dormitorio del de ella.

Al arribar al lugar, los efectivos de la comisaría 5ta. de Lomas de Zamora se entrevistaron con la hija, de 21 años y constataron que Ramona había sido asesinada a golpes en la cabeza efectuados con un martillo, el que se secuestró todo ensangrentado al costado de la cama, dijeron los informantes.

"Me llamó mi hermana y me dijo que mamá estaba muerta y cuando llegué la encontré en la cama", recordó Margarita, una de las hijas de la víctima, quien indicó que el crimen ocurrió cuando "estaban todos durmiendo" y que su madre "no gritó".

Las fuentes precisaron que a partir de los testimonios de las hijas, el personal policial centró sus sospechas en Heredia, quien no se encontraba en la escena del crimen al momento del hallazgo del cadáver de la mujer.

Por ello, los investigadores realizaron distintas diligencias en procura de localizar a Heredia, quien quedó imputado en una causa caratulada como "femicidio" en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

Al otro día, por la tarde, Heredia se presentó en la Fiscalía de Distrito La Boca-Barracas, en el sur de la Capital Federal, y fue detenido por personal de la PNA allí apostado, tras lo cual, comenzaron los trámites judiciales para su traslado a Lomas de Zamora, donde quedó detenido.

"Él nunca le pegó a mi mamá pero sí la insultaba. Nos insultaba a todas", relató Margarita y precisó que Heredia fue localizado gracias a que una remisería del barrio les pasó el dato de que el hombre había realizado un viaje hasta Barracas, donde reside su madre.

De comprobarse durante el juicio oral la acusación que pesa actualmente sobre Saúl Heredia, el hombre podría ser condenado a la pena máxima: prisión perpetua.

   
   
   
   
   
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano