Tribunales EntredacostadoLuego de varias semanas de audiencias, el juez Ignacio Del Castillo, titular del Juzgado en lo Correccional 1 de Lomas de Zamora, condenó al conocido operador inmobiliario local, Eduardo Salvadores, a tres años de prisión en suspenso por usurpar viviendas de gran valor económico. También fueron condenados la abogada Capotosti a un año y medio, y el comerciante Ricardo Menester a un año de prisión.

 

Los montos de las penas que recayeron sobre los acusados no coinciden con ninguno de los pedidos realizados por las partes durante el juicio que se llevó adelante en los Tribunales de Lomas de Zamora. El fiscal Pablo Rossi había solicitado la pena de seis años de prisión para Salvadores, al considerarlo culpable de los delitos de usurpación de vivienda, estafa, falsificación de documentos y tenencia de arma de guerra. En este sentido, el  juez Ignacio Del Castillo resolvió condenar al operador inmobiliario a dos años menos de lo solicitado por la fiscalía, y al ser una condena en suspenso, no irá a la cárcel.

Por otro lado, en relación a la abogada que se encontraba involucrada en la causa, el fiscal había pedido no sólo cinco años de prisión, sino también la inhabilitación para ejercer la abogacía por los mismos delitos que Salvadores, menos el de tenencia de arma de guerra. Si bien el juez dio lugar a la inhabilitación pedida por Rossi, sólo será válida por el año y medio de prisión al que fue condenada.

En cuanto al comerciante, fue tan sólo condenado a un año de prisión, contra los cuatro años por dos casos de usurpación que había solicitado el representante del Ministerio Público Fiscal.

Las defensas de los acusados habían pedido la absolución de los mismos, y volvieron a cuestionar distintos aspectos de la investigación. Además, en la audiencia de alegatos señalaron que los delitos planteados por la fiscalía no quedaron comprobados.  Además, en la primera audiencia del juicio oral y público se planteó una serie de nulidades y denunció irregularidades en la investigación. “La causa fue direccionada para involucrarlo de cualquier manera”, aseguró uno de los abogados defensores de Eduardo Salvadores.

La causa se inició en 2010 y, según la investigación de los distintos fiscales que intervinieron en el caso, los imputados promovieron la usurpación de viviendas de gran valor, ubicadas en Lomas de Zamora, que no tenían herederos directos. “Luego, lograban una aval judicial y se terminaban quedando con la propiedad”, explicaron fuentes judiciales.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano