Tribunales IncliÁngel blanco, el hombre detenido por múltiples amenazas proveedores de comedores escolares de Almirante Brown, el viernes último continúa detenido acusado de coacciones agravadas. Los hechos derivaron en otro delito en el que tres policías de la Comisaría de Adrogué extorsionaron a su esposa para que les entregue dinero a cambio de mejores condiciones para su marido en la cárcel.

Según fuentes de la investigación, el apresado, acumuló alrededor de 10 denuncias de proveedores quienes afirmaron recibir préstamos por parte de Blanco, quien luego los extorsionaba. “Quería quedarse como único proveedor del Servicio Alimentario Escolar (SAE) de Brown”, señaló una de las fuentes consultadas.

El detenido era dueño de un servicio catering y todos los consultados lo caracterizaron como un personaje con actitudes violentas.

De la misma manera, según trascendió de la investigación, amenazó a las directoras para que presionaran al Municipio y al Consejo Escolar con el objetivo de que estas reclamaran que el servicio vigente en ese entonces no funcionaba y que pidieran por él.

El pasado viernes, Blanco “escrachó” en el centro de Burzaco  al intendente de Brown en el marco de su accionar. Este hecho permitió la policía lo identificara y confirmara que, tras las denuncias, el hombre tenía un pedido de detención.

Tras ser detenido, la causa de coacción agravada es investigada por el fiscal Leonardo Kaszewski, de la UFI 4 de Lomas de Zamora. En este contexto, la esposa de Blanco comenzó a recibir “sugerencias” de los oficiales que encarcelaron a su marido quienes le pedían dinero para mejorar sus condiciones de alojamiento, por lo que los denunció ante la UFI 8 de Lomas de Zamora.

Luego, los policías de Adrogué fueron atrapados en el marco de un operativo de Asuntos Internos en el que, con la zona controlada por efectivos, la mujer simuló aceptar el pacto y acudió el viernes último por la tarde frente a una de las entradas laterales de los Tribunales de Lomas para concretar el pago extorsivo.

Al incautar uno de los celulares de los policías detenidos, pudo conocerse un mensaje en el que un mensaje dirigido al comisario de Adrogué decía: “Ya tenemos la plata, jefe”. Los tres policías quedaron a disposición del fiscal Pablo Rossi de la UFI 8 de Lomas.

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano