Espacio publicitario

   

21557091 10213710223891595 252140764 oUn fiscal de Lomas de Zamora pidió una condena de 7 años y medio para Alexis Zárate, actual jugador de Temperley, acusado de abuso sexual a la novia de un compañero, ocurrido en 2014 cuando se desempeñaba futbolísticamente en Independiente. A su vez, la abogada de la víctima solicitó 12 años con detención inmediata por el mismo delito. Este viernes se escucharán los alegatos de la defensa de Zárate, y en las próximas semanas se presentará el veredicto del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas, esta vez compuesto de manera unipersonal por Nicolás Plo.

Guillermo Morlachi, fiscal del TOC 1, alegó que a partir de la prueba presentada en las audiencias se pudo comprobar "la autoría penalmente responsable" de Zárate en la causa que se le sigue por el abuso sexual con acceso carnal a Giuliana, quien era pareja de uno de los compañeros del imputado en Independiente. Entre las pruebas irrefutables, el fiscal preponderó el testimonio de la víctima. "Ella nos contó, con la angustia que ninguno de ustedes vio (porque la sala fue vaciada para no revictimizar a la víctima) los graves, duros y angustosios momentos que le tocó vivir" comenzó, y aseguró que "a pesar de los años pasados, hemos escuchado un relato espontáneo, creíble y veraz desde todo punto de vista". 

Además, Morlachi aseguró que en sus 20 años de carrera como fiscal sabe cuando "alguien viene a llorar lágrimas de cocodrilo, y este no es el caso". Para él, "no hay rastros de mendacidad" en los relatos de Giuliana, y sumó la impotancia del estrés post traumático que sufrió la víctima. 

Por otro lado, manifestó que deben tenerse en cuenta los mensajes que los otros dos jugadores que esaban ese día en el departamento le enviaron a la víctima, pidiéndole que no haga la denuncia por lo sucedido, y que esta acreditado por escribanos. Uno de ellos, Nicolás Pérez, para el fiscal "vino a ensuciar a la víctima con argumentos sexistas y palabras denigrantes para las mujeres". "Es vergonzoso que a esta altra del siglo XXI pensemos así" sentenció. 

En la misma línea alegó la abogada Raquel Hermida Leyenda, quien representó a Giuliana a lo largo del juicio oral. Junto con su socio, argumentaron que "el imputado debe ser condenado, y esa debe ser una mínima reparación a lo que ha sufrido" Giuliana. Así mismo, sumó que el estrés de Giuliana "ha evolucionado de tal manera que va a ser dificil que desaparezca esa cicatriz". 

Además, afirmó que la pericia realizada a Zárate arrojó que tiene una "personalidad inmadura" y que "todavía no formó el concepto del otro, considerarlo como un ser humano", más que nada en la figura femenina. "No existe el otro en la imagen de él, la mujer es una cosa, y no existen límites" prosiguió, y agregó que Zárate "no tiene control de sus impulsos". 

"Él supo exactamente lo que hacía. En ese momento, ella no pudo decidir, estaba dormida. En ningún momento ella dijo que sí - a la relación sexual -, se violó su derecho a decir que si", manifestó Hermida Leyenda. 

Además de la condena a Zárate, solicitó imputar por falso testimonio y encubrimiento a Nicolás Perez. "No la dejaba salir de la casa (a Giuliana)" y no se acordaba nada a la hora de declarar fueron los argumentos de la letrada. Así mismo, pidió que Martín Benítez sea imputa por abandono de persona y violencia de género. 

El hecho ocurrió la madrugada del 16 de marzo de 2014, cuando la denunciante, de 21 años, fue a bailar a un boliche de Quilmes, donde se encontró con el jugado de Independiente Martín Benítez, quien se hallaba en el lugar junto a sus compañeros Zárate y Nicolás Pérez, ambos también jóvenes futbolistas del club de Avellaneda. A determinada hora, la joven y Benítez – con quien la víctima mantenía una relación sentimental - se retiraron del boliche y concurrieron al departamento de Zárate, en Wilde, donde mantuvieron relaciones sexuales.

Según la denuncia de la joven ante la Justicia, luego de las relaciones sexuales se quedó dormida junto a su novio, pero poco después fue despertada por Alexis Zárate, quien abusó de ella en la misma cama en la que dormía con Benítez. En su defensa, finalmente desestimada por las pruebas, el actual defensor del Gasolero argumentó que la relación había sido consentida.

 

   
   
   
   
banner nuevo Encuentro
   

Radio URBE 97.3Mhz  

   
   
   
   
   
   
© DiarioConurbano